Estamos obligados a erradicar la trata: Escandón

Publicado por

Al conmemorarse el Día Mundial contra la Trata de Personas, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas aseguró que es obligación de todas las autoridades estar vigilantes y ser actores principales para atender este delito, atacarlo y extinguirlo, al tiempo que refrendó su apoyo incondicional y sin distinción a cualquier persona o familia que haya estado sujeta a estos actos deleznables.

En el marco de la reunión con integrantes de la Comisión Intersecretarial contra la Trata de Personas, presidida por el fiscal general del Estado, Jorge Luis Llaven Abarca, le fue presentada la página web de dicha comisión, con el objetivo de contar con una plataforma digital para mantener contacto directo con la ciudadanía en cuanto a información, acompañamiento jurídico, asesorías y atención psicológica, como parte del proceso de reparación del daño.

El mandatario señaló que Chiapas es un estado muy vulnerable para que se cometa dicho delito y enfatizó que en su erradicación es fundamental la unidad entre sociedad y gobierno, por lo que convocó a la población a denunciar este tipo de situaciones que, además de dañar gravemente a quienes las sufren, afectan a los pueblos en general.

“Si no lo arrancamos de raíz, sigue persistiendo el daño. Desafortunadamente, nadie está exento de caer en las garras de estos criminales”, expresó tras subrayar que ha habido acciones que han permitido desmantelar estos ilícitos en los que se vulneraba a mujeres, niñas, niños, y reconoció que para bien de Chiapas se estén dando resultados.

A su vez, Llaven Abarca señaló que, aunque falta mucho por hacer, bajo el liderazgo del gobernador en la Mesa de Seguridad, se han fortalecido los esfuerzos para combatir éste y todos los delitos. Refirió que por ser fronterizo y con alto índice de pobreza, Chiapas es aún más frágil ante las diferentes modalidades de trata, y detalló que el 70 por ciento de casos a nivel mundial, ocurre contra mujeres, niñas, niños y adolescentes, por lo que, aseveró, es primordial garantizarles el acceso a sus derechos y una vida libre de violencia.