Cupapé, rica tradición artesanal de los zoques

Publicado por

Durante la temporada de lluvias, uno de los frutos tradicionales que se consumen en Tuxtla Gutiérrez es el cupapé, un dulce elaborado de manera artesanal principalmente por los descendientes zoques.

El cupapé es un árbol endémico de Tuxtla Gutiérrez, que se caracteriza por sus flores de color naranja y sus frutos en color amarillo.

Durante la temporada de lluvias el árbol florece y sus frutos son vendidos principalmente en los mercados locales de la ciudad capital.

Doña Mary es una cocinera zoque de la comunidad de Copoya, ella aún mantiene viva la tradición de preparar y vender este dulce peculiar.

Después de cortar el fruto, doña Mary regresa a casa para limpiarlos, lavarlos y acomodarlos en una olla agregándole un poco de agua, la panela y azúcar para su cocción.

“Primero se va a cortar, se lava y si lo quiere uno hacer peladito, se pela el cupapé, se hacen cortes para que le penetre el dulce y si no lo quiere pelar igual con cáscara sale lo mismo. Se prepara con azúcar y panela”, dijo María Elena Jiménez Tevera, cocinera tradicional toque.

Quienes lo preparan dicen que el cupapé tiene alto nivel en proteínas y su sabor es muy parecido al higo, una tradición que al paso del tiempo se ha ido perdiendo. (Fuente: Juan Álvarez)