Sevilla suma cuarto empate consecutivo

Publicado por

España.- El empate a uno con el que concluyó el Sevilla-Valladolid que abrió la trigésima segunda jornada de LaLiga Santander le supo poco a los dos equipos, pues el visitante estuvo muchos minutos por encima en el marcador y el local se frenó en su idea de consolidarse en los puestos de la Liga de Campeones.

El Sevilla suma cuatro empates consecutivos y no sabe distanciarse de sus perseguidores en la pelea ‘Champions’, mientras que el Valladolid podría haber sentenciado virtualmente este viernes con los tres puntos su permanencia.

Vuelta el Sevilla a su estadio con la intención romper una secuencia de tres partidos seguidos con empates, ante el Levante, Barcelona y Villarreal, que llegaron tras el estreno, después del parón de la competición, con victoria en el derbi frente al Betis disputado en este escenario.

El entrenador sevillista, Julen Lopetegui, avisó en la previa de las dificultades que pondría el Valladolid, un rival que mostró jornadas antes su potencial ante equipos de la zona europea de la tabla como el Atlético de Madrid y Getafe.

La formación que dirige Sergio González se presentó así en Sevilla con la clara intención de sellar cuanto antes la permanencia en la categoría, lo que lleva bien encaminada, por lo que no existió ningún tipo de relajación en sus futbolistas.

Le costó al Sevilla en el arranque imponer su ritmo y ejercer de local ante las vacías gradas del Sánchez Pizjuán, incluso fue el Valladolid el que, con su presión, se acercó más hacía el área rival, aunque fue una jugada por la derecha de Jesús Navas al borde del cuarto de hora con remate final del argentino Lucas Ocampos lo que motivó la primera acción clara para marcar.

Ese aviso del conjunto andaluz no amedrentó en su intensidad al equipo castellano, pero sí que dejó algo mas de la iniciativa al adversario, en el que el argentino Éver Banega llevaba el control en el centro del campo y en el que otra vez su compatriota Ocampos lo intentó pero ahora el balón se estrelló en el larguero.

Todo indicaba que el partido se volcaba hacia el área pucelana, pero una jugada a balón parado sorprendió a la defensa sevillista y Kiko Olivas marcó de cabeza a los veinticinco minutos con el meta checo Tomas Vaclík a media salida.

Poco después llegó el tiempo para la hidratación y desde ahí hasta la conclusión de primer periodo pase vio a un Sevilla confuso con el tanto encajado y un Valladolid envalentonado y muy confiado en su disposición sobre el terreno.

En la segunda parte se quedaron en el vestuario el centrocampista brasileño Fernando Reges, que tenía una tarjeta, y el delantero neerlandés Luuk de Jong y entraron Joan Jordán y Jesús Sánchez ‘Suso’ para darle otras posibilidades al equipo.

El Sevilla tuvo el control del balón y lo movió de un lado a otro para encontrar las vías de peligro, pero el Valladolid aguantó bien las acometidas e incluso se favoreció del VAR, que anuló un gol de Munir El Haddadi por fuera de juego a los diez minutos de la reanudación.

La insistencia de los de Lopetegui no tuvo gran trascendencia en las posibilidades de que el equipo encontrara el empate, pero un penalti por manos dentro del área visitante, también con consulta posterior al VAR, logró que Ocampos pusiera el 1-1 a los 83 minutos.

De ahí hasta el final, con cinco minutos de añadido, el Sevilla se mostró muy precipitado en la busca de la remontada e incluso el Valladolid estuvo cerca del 1-2 en una acción de Rubén Alcaraz a la que respondió bien Vaclík.