“En Chiapas, CNDH y CEDH sólo están de nombre”: ONG

Publicado por

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) le ha quedado a deber a cientos de migrantes, sobre todo de Centroamérica que, en su paso por tierras chiapanecas, fueron vejados por agentes migratorios, policiacos municipales y estatales y la Guardia Nacional (GN), acusaron Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

Datos oficiales revelan que de poco más de 300 quejas por agresiones u otro tipo de sucesos irregulares que recibió la CNDH durante el año pasado (alrededor de 40 en contra de la GN), hasta el momento no se ha emitido una sola recomendación, acción u observación sobre la violación a los derechos humanos de los migrantes que intentan llegar a Estados Unidos.

La Silla Rota solicitó a la CNDH, desde el 17 de enero pasado -vía correo electrónico- información sobre el estado que guardan las quejas sobre las vejaciones cometidas el año pasado en contra de migrantes y qué medidas se han tomado al respecto, pero hasta el momento de esta publicación no se recibió respuesta. El enlace de comunicación social del organismo que recibió la solicitud de información fue Miguel Ángel Paredes Ramos.

Yaneth Gil Ardón, presidenta de la asociación civil “Una Mano Amiga, Mujer Migrante”, denunció que ante la omisión de instancias como la CNDH e, incluso, de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), actualmente elementos de la GN “hacen de las suyas” en la frontera sur, sobre todo en los márgenes del río Suchiate, donde esperan a “víctimas potenciales” para quitarles su dinero o exigirles una cuota para dejarlos continuar.

Desde el año pasado, la GN desplegó cerca de 6 mil 500 elementos para contener a las caravanas que intentaban penetrar no solo por los 8 cruces conocidos como formales en nuestra frontera sur, sino por los otros 700 informales que se han trazado en los 658 kilómetros que marcan la misma.

En diferentes momentos, en donde hubo presencia de la GN, cientos de migrantes, incluidos infantes y mujeres, fueron golpeados de manera brutal.

Por ello, Yaneth Gil insiste en que, sin duda, las vejaciones y la corrupción no se terminarán, y eso lo vivió hace poco una joven centroamericana (cuya identidad se reserva) que estuvo en el albergue para mujeres migrantes en esta ciudad capital de Chiapas, quien prácticamente fue “secuestrada” por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), entre el tramo carretero San Cristóbal de Las Casas-Tuxtla, donde la despojaron de los únicos 2 mil 500 pesos que llevaba en sus bolsas.

La joven venía con otros siete compañeros, a todos los bajaron y los metieron al monte. Ahí esa gente tenía una casa de campaña, donde los mantuvieron de 2 a 6 de la mañana, hasta que les dieran el dinero; también les pidieron números telefónicos para pedir como rescate a familiares, ¡lo que es lamentable.

Para ella, agrega, en este tema de vejaciones, no todo recae en la GN, sino también en el INM y otras corporaciones policiacas que, incluso, “abusan sexualmente” de las mujeres a su paso por Chiapas. “Y ante esto, la CNDH, la CEDH y otras instancias de esa índole solo están de nombre”, declaró.

QUEJAS “AL POR MAYOR”

Entrevistado aparte, Luis García Villagrán, director del Centro de Dignificación Humana (CDH), lamentó que la CNDH sea omisa ante los agravios que ha sufrido la población migrante.

Solo en su caso, afirmó, interpuso en 2019 poco más de 70 quejas ante la CNDH, pero ni una sola ha prosperado. “Hay de todo: por la dilación de los trámites para esas personas, hasta por los abusos cometidos por elementos migratorios o de la GN”.

Incluso, comentó que tiene una denuncia penal en contra de la misma GN por los agravios registrados en la última marcha que se desarrolló en Tapachula el año pasado. “Hay pruebas, hubo desaparición de niños, encubrimiento por parte de Migración… terrible; son tantas denuncias que he presentado, que ya mi caso lo acaparó la nueva Fiscalía Anticorrupción”.

En la actualidad se calcula que solo en la zona del Soconusco, pero con mayor fuerza en la ciudad de Tapachula, habría cerca de 60 mil migrantes varados, cifra reconocida por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), la mayoría con más de seis u ochos meses de espera de un trámite para permanecer en México.

García Villagrán y Gil Ardón coinciden que, sin duda, hay un “amasiato” entre la CNDH y la GN para reprimir a quienes intenten cruzar esta frontera. “Son demasiadas quejas y denuncias, y no pasa nada… la Comisión no quiere moverse”, acusó Villagrán.

Irineo Mújica, representante de la organización “Pueblos sin Fronteras” y quien en la actualidad radica en otra entidad del país, es una muestra de lo que el Estado mexicano, a través de la fuerza pública y la GN, pueden hacer en materia de violación a derechos humanos. Él era la “voz que sonaba fuerte” en las movilizaciones migrantes en Chiapas, pero fue reprimido por “policías vestidos de soldados” y, además, estuvo a punto de ser encarcelado, acusado de delitos que no cometió.

En entrevista telefónica, lamentó que la GN no esté preparada para hacer una verdadera labor de contención de la migración. “No es posible que para reprimir una caravana utilizaran miles de elementos, cuando en Culiacán (Sinaloa), para frenar a narcotraficantes, fuertemente armados, solo utilizara 300, ¿qué es eso?”.

En su oportunidad, Carlos Conde Ramírez, presidente del Colegio de Abogados y Defensores de Derechos Humanos en la entidad, dijo estar consciente de que el flujo migratorio, cuyo génesis se da en países centroamericanos, ha rebasado por mucho al Estado mexicano.

Por un lado, refiere que la logística es vulnerada porque se carece de capacidad para atenderlos, y la de seguridad, “y todo redunda en violaciones a derechos humanos, pues hay autoridad que, al intentar contener la migración, cometen algunos excesos”.

Una prueba de que a la población migrante se le deja sola, advierte, es la poca o nula presencia de visitadores u personal de la CNDH en las caravanas que se han registrado, por lo que no se garantiza que se descarten violaciones a os derechos humanos.

“Pareciera que el trabajo de la CNDH es intermitente, porque cuando hay una queja es cuando empiezan a atender, y no debe ser así; pero esto va más allá, se tienen que emitir las recomendaciones correspondientes”, evidencia Conde, quien también coincide que la GN, la cual está en el “ojo del huracán”, no ha podido acoplarse con otras agrupaciones.

INVESTIGAN AGRESIÓN FÍSICA A ESTUDIANTE

La CNDH informó que tras recibir reportes de presuntas violaciones a los derechos humanos de migrantes en la Estación Migratoria “El Anexo”, en Tabasco, inició una investigación.

Dulce Susana Jacobo Cruz, estudiante de la escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), denunció el pasado 26 de enero la violación a los derechos humanos, no sólo en su contra sino también de un grupo de migrantes detenidos, además de recibir comentarios racistas por parte del personal de Migración e, incluso, torturas: “les dieron choques eléctricos a menores de edad”.

La estudiante viajaba con la Caravana Migrante, como parte de su trabajo de tesis de licenciatura en Etnología, cuando fue detenida por las autoridades y tratada como una extranjera, al no poder acreditar su identidad.

Entre los comentarios racistas que atestiguó, dijo que los agentes les expresaban que “para que viajaban a Estados Unidos donde no los querían”.

Reveló que el motín en la Estación Migratoria de Ciudad Industrial se organizó, porque personal de Migración se estaba llevando a dos menores mujeres y ellos salieron en su defensa.

Al respecto, la CNDH informó en un comunicado que desde entonces se le ha brindado apoyo y orientación para el seguimiento de su acusación, sin embargo, aclaró que a la fecha no existe registro oficial de una queja interpuesta por la estudiante de Morelos.

Sin embargo, este organismo inició de oficio un expediente de queja, a fin de hacer efectivo los derechos humanos de esas personas.

MUÑOZ LEDO IMPULSA REFORMA

Tras constatar en Tapachula, el maltrato a migrantes centroamericanos y las pésimas condiciones de resguardo que sufren en las estaciones migratorias, el legislador de Morena, Porfirio Muñoz Ledo, presentó el martes, de manera formal, una iniciativa de reforma al artículo 11 constitucional para proteger y garantizar el derecho humano a la migración.

Muñoz Ledo recalcó que migrar es un derecho humano y no una concesión de la autoridad.

“Se reconoce como derecho humano migrar, enterar y salir de la República voluntaria y dignamente, transitar por su territorio y lugar de residencia. Por otra parte, se regula la migración de los mexicanos a estados Unidos, esta es una afirmación fundamental, la Nación Mexicana trasciende sus fronteras territoriales”.

Desde la tribuna, Muñoz Ledo explicó que su iniciativa de reforma constitucional pretende dejar claro los derechos de asilo y refugio que deben ejercer la población migrante de mexicanos o de países hermanos.

Porfirio Muñoz recordó que los tratados internacionales firmados por México en materia migratoria, establecen que toda persona tiene derecho al asilo por motivos ideológicos por persecución política, así como a su condición de refugiado por crisis humanitarias.

…Y ARREMETE CONTRA CANCILLER

Luego de que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, presumió que México disminuyó en un 74.5 por ciento la migración de Centroamérica a Estados Unidos, Muñoz Ledo calificó los resultados como un “horror”, una “confesión penosa” e “injuriosa”.

“Me parece una declaración casi injuriosa para el país, que anuncie que el 75, otra Constitución, también, que anuncie que el 75 por ciento de la migración la detiene, cuando todos los países de América Latina, sin excepción, tiene circulación libre de personas. La cifra es vergonzosa. No es un título de orgullo, sino una confesión penosa”, expresó.

Acusó que las cifras sólo demuestran que Ebrard cobró una factura muy alta y México se ha convertido en la cola de Estados Unidos, en lugar de la cabeza de América.

“Llegando a México hay el tapón. Ese tapón nos hace la cola de Estados Unidos en vez de ser la cabeza de América Latina. Ese tapón tiene que abrirse, nosotros somos el país del sur que tiene la responsabilidad de proveer a todos los latinoamericanos”, criticó.

Y rechazó darle consejos al secretario de Relaciones Exteriores, si ni siquiera lo hace con sus nietos. (Fuente: Christian González/La Silla Rota. Foto: Cuartoscuro)